AVIZOR

Avizor propone informar sobre las causas y monitorizar el impacto de la crisis humanitaria que se vive en las costas de África Ocidental y en las Islas Canarias. Basándonos en operaciones aéreas e informes sobre el terreno, nuestro objetivo es cubrir las rutas migratorias marítimas remotas, cuya cobertura actual es escasa o nula.

Nuestra misión incluye el trabajo periodístico en los países de origen, llegada y tránsito, con el objetivo de poner en contexto la situación en su conjunto y arrojar luz sobre las historias de los involucrados: tanto las de aquellos que arriesgan sus vidas cruzando el Atlántico, como las de los que trabajan para mitigar la crisis en tierra y mar. De esta manera, esperamos contribuir a salvar vidas sobre el terreno y a crear contenido audiovisual y escrito que recoja información objetiva, con el objetivo de fomentar la concienciación que permita tomar las medidas necesarias para solventar esta crisis humanitaria.

¿Por qué Avizor?

Una organización humanitaria que utiliza el periodismo de investigación y tiene capacidad para observar, monitorear e informar no solo desde tierra, sino también desde el aire, cubriendo las remotas rutas migratorias del Atlántico.

Nuestro equipo de pilotos, reporteros, investigadores y profesionales de otros ámbitos está comprometido con la recopilación y el intercambio de información, con la defensa de los derechos humanos y la protección de la vida humana.

Nuestro enfoque se centra en la colaboración, la comunicación y la transparencia.


Creemos que es esencial, en cualquier región en la que se opere, comprender las organizaciones y los actores existentes y buscar una colaboración mutuamente beneficiosa siempre que sea posible. Esto no solo garantiza el despliegue más eficiente de los recursos, sino que también permite que cada parte se beneficie
del conocimiento y la experiencia de quienes los rodean.


La misión de Avizor persigue: salvar vidas tanto a corto plazo, observando, monitoreando e informando sobre las rutas migratorias del Atlántico y brindando la información necesaria para tomar medidas, como a largo plazo, creando la concienciación pública necesaria para impulsar el cambio en el futuro.


La crisis humanitaria en el Atlántico no es un hecho transitorio. Se basa en presiones sociales, políticas y ambientales a largo plazo que, a su vez, requieren soluciones a largo plazo. Creemos que una parte fundamental para abordar este problema es aumentar la visibilidad y el acceso a la información sobre lo que está sucediendo y por qué.


El equipo de Avizor está capacitado para desempeñar un papel clave y para arrojar luz sobre un problema humanitario de grandes dimensiones, que de otro modo permanecería en la oscuridad, defender los derechos humanos y ayudar a mitigar la pérdida de vidas en el Atlántico. 

Avizor se fundó para informar sobre las crisis humanitarias de manera objetiva e integral, arrojando luz sobre temas y perspectivas poco informados, y poniendo a la vista del público eventos que de otro modo pasarían desapercibidos.

Una parte esencial de esta misión de investigación es la observación de las vías migratorias marítimas.


Informar sobre sucesos en el mar, presenta varios desafíos logísticos y operativos. En particular, las grandes distancias a cubrir en el océano Atlántico, hacen de nuestro know how aeronáutico una herramienta indispensable para llevar a cabo el proyecto.


Si bien muchas organizaciones están haciendo un trabajo vital y exhaustivo para rastrear e informar sobre sucesos marítimos, ninguna organización está operando de forma regular en la monitorización y difusión de dichos sucesos en la medida que ocurren.


El uso de un avión ligero de reconocimiento dedicado a realizar misiones de observación, y el cumplimiento de un procedimiento estratégico de control, es la forma más eficiente con la que Avizor puede contribuir, dando amplia cobertura a las inmensas extensiones de océano entre la costa de África Occidental y las Islas
Canarias.


Una aeronave como la Partenavia P.68, el tipo de aeronave que proponemos operar, puede cubrir seis veces más kilómetros cuadrados por hora que una embarcación marítima, responder rápidamente ante sucesos en desarrollo y observar un área mucho más amplia, proporcionando un punto de vista inigualable de las
rutas migratorias atlánticas.


La observación aérea ofrece una ventana al cruce del Atlántico, brindando la oportunidad de informar sobre sucesos que de otro modo pasarían desapercibidos. Aporta los datos vitales para el mapeo y análisis de las rutas migratorias y la posibilidad de observar y denunciar abusos de los derechos humanos, labor fundamental para lograr soluciones estructurales a largo plazo.